Chile Piñera un giro a la derecha


 

 

 

 

Armando Romero

 

aitue-logo

 

Piñera
La victoria de Piñera marca el último giro hacia la derecha en una región que hasta hace poco estaba gobernada en gran medida por líderes izquierdistas

DRSbwpeX4AAyJOt.jpg largeCachorosDRSdVgbW4AAJzgg.jpg large

 

 

 

 

 

Con el triunfo del empresario Sebastián Piñera en las elecciones presidenciales en Chile, se consolida la tendencia de gobiernos de derecha en Europa y América Latina. Por segunda vez la Presidenta Bachelet entregara la presidencia al candidato conservador, del pacto Chile Vamos.

 

 

La victoria de Piñera marca el último giro hacia la derecha en una región que hasta hace poco estaba gobernada en gran medida por líderes izquierdistas que llegaron al poder y prometieron construir sociedades más igualitarias. Una realidad que la izquierda latinoamericana pareciese no leer las señales de los pueblos.

 

Con el 96,31% de las mesas escrutadas, Piñera alcanzaba el 54,57% de los votos y Guiller llegaba al 45,43%, en un rápido escrutinio que sorprendía a los candidatos por la ventaja sacada, por Piñera, obtuvo en la primera vuelta obtuvo el 36,6% de los votos.

En su primer mandato presidencial, alcanzo un 51,6% de la votación. Sebastián Piñera es uno de los hombres más ricos en Chile. Según su propia Declaración de Patrimonio e Intereses en mayo pasado, su fortuna (considerando la de su esposa Cecilia Morel) asciende a US$800 millones de dólares. Sin considerar sus inversiones en los paraísos fiscales, en su anterior periodo presidencial falseo las listas de esperas de los hospitales, falseo los datos del censo, aumento su capital y negocios en Chile y el exterior. Investigados por las inversiones que se hicieron a través de la compañía en la empresa pesquera peruana Exalmar, en el mismo período en que Chile llevaba adelante un litigio en La Haya por las fronteras marítimas con Perú y mientras él era Presidente. Participo como accionista de Lan Chile (actualmente LATAM Airlines). En 2007 debió pagar una multa de 363 millones de pesos.  La Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) lo sancionó por la compra de acciones en la empresa, mientras tenía acceso a información privilegiada.

Desde el Frente Amplio el diputado Gabriel Boric (Movimiento Autonomista) señalo en relación a la derrota del senador Guillier; “queda claro que no bastaba el ‘anti-Piñera’ para convocar a una mayoría. Guillier no se comprometió con transformaciones profundas y este es el resultado. La principal responsabilidad de su derrota es de quienes lideraron la campaña”.

 

 

img_20171217_2302171747897660.png
La celebración de la derecha en el barrio alto de Santiago

Para el magnate chileno en su vuelta a La Moneda, tendrá un parlamento de oposición, Ningún bloque contará con la mayoría absoluta de las cámaras. La coalición de Guillier tendrá 57 diputados. Los partidos que integran Chile Vamos suman 76 diputados, dos escaños por debajo de la mayoría absoluta. En las calles los movimientos sociales y estudiantiles, harán sentir su voz de rechazo a las políticas de corte económico que caracterizan a la derecha. Un ejemplo es el gobierno argentino de Macri, el amigo del empresario nuevo Presidente de Chile.

 

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, Beatriz Sánchez reconoció la victoria de Piñera y también aplaudió el trabajo de Alejandro Guillier, reafirmando de paso su compromiso por seguir defendiendo la agenda social del Frente Amplio.

 

El multimillonario Andrónico Luksic manifestó por intermedio de Twitter su complacencia por el triunfo de Piñera. En las calles de Santiago y ciudades de Chile, la derecha fascista se manifiesta fervorosa con imagen del ex dictador Pinochet.

 

El sociólogo Alberto Mayor que dio su respaldo público a la candidatura de Guillier, junto a los líderes del Frente Amplio, enfrentan los desafíos de los cambios políticos y los nuevos escenarios de la izquierda chilena.

 

Esto nos viene a decir que, el término de la extinta ex concertación y la nueva mayoría. Los partidos de la centro izquierda chilena deberán definir nuevas alianzas y en el caso del PDC, la sobrevivencia en el escenario político.