René Cardemil militar condenado por crímenes de lesa humanidad muere en hospital militar


Armando Romero

AITUE NOTICIA

  

Los detenidos rogaron y suplicaron, y a sabiendas de que entre esas personas se encontraba una mujer embarazada, los uniformados, liderados por Cardemil, los acribillaron inclementemente por la espalda con ráfagas de ametralladora.


En la madrugada de este sábado falleció en el Hospital Militar el criminal René Cardemil Figueroa, que cumplía una condena de 10 años de prisión en la cárcel especial para militares de Punta Peuco. Condenado por acribillar a seis personas en el sector del túnel Lo Prado, en 1973.

  Cardemil había pretendido ser indultado por su cáncer, solicitando el beneficio a la presidenta Bachelet.

En el proceso judicial se estableció que las 6 personas detenidas en sus departamentos,  llevadas a la Casa de Cultura de Barranca fueron sacadas el 17 de octubre de 1973 por la patrulla del Ejército y  trasladados a los alrededores del túnel Lo Prado, donde se les ordenó a cada uno que huyera, siendo en ese momento acribillados todos por ráfagas de ametralladora por la espalda.


Las víctimas fueron identificadas en ese momento como Ricardo Montecinos Slaughter (27 años), funcionario del Fondo Monetario Internacional (FMI); Carlos Adler Zulueta (25 años), turista argentino; Beatriz Elena Díaz Agüero (26 años), turista argentina, cónyuge del anterior; Víctor Garretón Romero (60 años), importador y militante del Partido Nacional; Jorge Salas Pararadisi (25 años), estudiante universitario; y Julio Saa Pizarro (35 años), cirujano dentista.



En 2013, cuarenta años después de ocurridos los hechos, en fallo unánime, los ministros de la Octava Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, Leopoldo Llanos, Adelita Ravanales y Jenny Book (suplente), ratificaron en todas sus partes la sentencia del ministro en visita Jorge Zepeda Arancibia, quien el 6 de abril de 2011 ya había condenado a los ex efectivos de Ejército Gerardo Urrich González, Juan Ramón Fernández Berardi y René Cardemil Figueroa, a 10 años de presidio, sin beneficios.


 Fue en la madrugada del 16 de octubre de 1973, cuando una patrulla integrada por tres suboficiales del Ejército irrumpió en la torre 12 de la Remodelación San Borja en Santiago Centro. Para hacer ingreso al lugar encañonaron al sereno, realizaron una ocupación de los ascensores y cortaron la línea telefónica. Luego de entrar a la fuerza y allanar violentamente diversos departamentos, los uniformados secuestraron mientras dormían a seis vecinos del edificio quienes no tenían militancia de izquierda, ni siquiera estaban relacionados entre sí


Entre las personas detenidas se encontraba un empresario militante de derecha; un alto funcionario del Fondo Monetario Internacional; un estudiante de matemáticas de la Universidad de Valparaíso; un cirujano dentista que padecía de una severa enfermedad; y una pareja de turistas argentinos, entre ellos una joven de 26 años que al momento de su detención se encontraba embarazada.


Todos ellos fueron trasladados hacia el recinto clandestino de detención denominado Casa de la Cultura de Barrancas en la actual comuna de Pudahuel. Al día siguiente las víctimas fueron sacadas de ese lugar y llevadas a los alrededores del Túnel Lo Prado donde se le ordenó a cada uno que huyera para simular una fuga. Los detenidos rogaron y suplicaron, y a sabiendas de que entre esas personas se encontraba una mujer embarazada, los uniformados, liderados por Cardemil, los acribillaron inclementemente por la espalda con ráfagas de ametralladora.

Valientes soldados,  disparando por la espalda…


El 11 de septiembre el entonces capitán Cardemil fue uno de los oficiales que tomó por asalto el bombardeado Palacio de la Moneda, destacándose por su brutalidad en el trato a los combatientes que defendían el gobierno legítimo del Presidente Allende.