Venezuela: gobierno expulsa a dos periodistas chilenos


Armando Romero

AITUE NOTICIA

Santiago de Chile, 30 ene (PL) El embajador de Venezuela aquí, Arévalo Méndez, informó hoy que el Gobierno de su país deportará de inmediato a dos periodistas chilenos que se encontraban retenidos en Caracas.

Los dos trabajadores de la prensa chilena, un periodista y un camarógrafo de la televisora TVN, fueron detenidos anoche en las inmediaciones del Palacio de Miraflores, explicó el diplomático y añadió que ambos abusaron de su condición de turistas para efectuar reportajes periodísticos sin tener la acreditación correspondiente.

Su ingreso a Venezuela fue planificadamente preparado en TVN, mintiendo con la ocupación profesional. Rodrigo dijo que trabajaba como mueblista, y Gonzalo como chef. Así pudieron entrar al país y diariamente hicieron despachos para registrar la crisis política en Venezuela.

El embajador aseguró que al igual que el Palacio de La Moneda, el Palacio de Miraflores tiene zonas de seguridad establecidas que no pueden ser violadas.

La retención de los dos periodistas se convirtió prontamente en noticia, ampliamente difundida por los medios de prensa que promueven el derrocamiento del gobierno legítimo de Nicolás Maduro. En otro ingrediente más del enorme barraje informativo que desde hace semanas despliega el grueso de los medios informativos locales, controlados por dos grandes empresas, en contra del Gobierno bolivariano, con financiación de Norteamérica.

Los cuatro periodistas se encontraban en las adyacencias de Miraflores donde se realizaba una vigilia la tarde del 29 de enero, convocada por partidarios del gobierno venezolano, cuando fueron detenidos e incomunicados desde que fueron llevados a la sede gubernamental, informó el Sindicato Nacional de la Prensa.
Los reporteros venezolanos Ana Rodríguez, Maikel Yriarte y los chilenos Rodrigo Pérez y Gonzalo Barahona se encontraban en el lugar. En un control policial fueron retenidos los chilenos que habían ingresado con visa de turista.
Días previos el periodista Rodrigo Pérez en un despacho al matinal de farándula de TVN, señaló que estaba siendo perseguido por la policía venezolana, al igual que esos reporteros que ante una inundación por lluvia, explotan el morbo sensacionalista de la prensa amarilla. Su alarmante despacho noticioso, buscaba en forma tendenciosa generan una noticia, al mejor estilo de la prensa en los 70 logrando instalar las condiciones para el golpe de estado en Chile.
Los dos profesionales de la prensa chilena, fueron deportados por el gobierno de Venezuela, sin haber sido sometidos a malos tratos por parte de la policía. En Chile la prensa y en especial los fotógrafos, saben por experiencia lo que es ser detenidos por la policía.
El Canciller Ampuero como ha sido su postura beligerante contra el gobierno venezolano, no ha dudado en usar esta lamentablemente situación, para una vez más atacar a Nicolás Maduro.

Entre tanto, la designada embajadora «encargada», que se encuentra en Chile desde septiembre, desplegando desde el primer día una inusual agenda política. Reuniones con políticos, autoridades de gobierno. Incluido el cuestionado ministro del Interior Andrés Chadwick.
“El gobierno de Chile reconoce a Guarequena Gutiérrez como representante de la Asamblea Nacional de Venezuela en Chile”, afirmó Piñera a través de Twitter. El gobierno chileno está directamente involucrado con Norteamérica, Argentina, Colombia y Brasil, en un plan geopolítico en la región, para derrocar el gobierno venezolano.
En el caso del Grupo de Lima, la derecha golpista venezolana nombró como representante diplomático ante tal entidad al diputado Julio Borges. El expresidente la Asamblea Nacional junto al nuevo encargado de negocios en Estados Unidos, Carlos Vecchio, encabezarán una nueva gira de reuniones de alto nivel para buscar una articulación final entre Washington y el Grupo de Lima que abra la «transición» concertada en Venezuela. Reuniones que se han llevado a lugar en EE.UU con legisladores norteamericanos.

Ante el nombramiento de Guaidó en Buenos Aires, el Presidente Mauricio Macri, recibió a Elisa Trotta, la representante diplomática de la oposición enviada a Argentina.

Gutiérrez, de 35 años, reside en Chile, se define como exiliada y es militante del partido Acción Democrática, además ha trabajado en la representación de organizaciones de venezolanos en Chile, incluyendo reuniones con autoridades de La Moneda. Los venezolanos que han llegado protegidos por una ley especia de emigración del gobierno del empresario Piñera, instalándose con empresas y negocios en Santiago de Chile, aprovechando las franquicias otorgadas por el gobierno.

Piñera está llevando a Chile hacia una política de injerencia, contraria a la tradición de su política internacional.
El reconocimiento de un gobierno defacto, sólo puede significar arrastrar al pueblo venezolano a una guerra civil. Lo que significar la antesala a la intervención militar norteamericana.