Los Mattes responsabilidad histórica en la criminalización y divisiones en el pueblo mapuche


AITUE NOTICIA

La muerte de los hermano Jorge Mariman Loncomilla y Matia Cariqueo Loncomilla, entristece al pueblo mapuche.
La Empresa Forestal Mininco están directamente e indirectamente relacionados a las motivaciones de los asesinatos de los dos mapuche.

Es así que, el gremio de camioneros mapuches, AGRETRAN MAPU KIÑE WUN, son señalados por las comunidades en resistencia, de estar vinculados a las forestales.

En relación, su presidente Arón Huaiquil asistió recientemente a la cena anual de la Confederación de dueños de camiones, asociado a CNDC, presidida por Juan Arayas.

Los empresarios camioneros mapuche compartiendo con las autoridades de gobierno de Piñera.

Los mattes tienen responsabilidades en incitar divisiones internas entre los mapuche.

El autor confeso de los disparos es Freddy Marileo Marileo, de la comunidad Boyen Mapu, quien habitaba el fundo recuperado desde hace aproximadamente 5 años.

Comunicado atribuido a la comunidad de los fallecidos, Cacique Jorge Guiñón, culpa a Forestal Mininco por incitar divisiones internas al establecer vínculos con lonko de la comunidad.

Es necesario dar una mirada a las causas históricas, de represión al pueblo mapuche,
Jorge Mariman Loncomilla, hijo de la Machi Adriana Loncomilla y del Lonko Jose Cariqueo, fue encarcelado el 29 de Diciembre 2009, junto a Luis Marileo pertenecen a la Comunidad Cacique Jose Guiñon de Ercilla. Conocido fue la situación de menores mapuche torturados y encarcelados.

Jorge Mariman Loncomilla fue perseguido, acosado, reprimido durante años como asi mismo otros menores y comuneros de su comunidad

http://quebec.indymedia.org/es/node/30404

Los Mattes son los autores intelectuales de la represión, de muertes y asesinatos de mapuche. Los usurpadores de territorios ancestrales, con la directa participación del Estado chileno y los gobiernos de turno.

En esta larga historia de injusticia al pueblo mapuche; Alex Lemún, de 17 años asesinado por carabineros un 7 de noviembre del 2002. Zené Días, de 15 años de la comunidad Ranquilco, atropellado por un camión en el contexto de una protesta contra la empresa Mininco, la larga lista de asesinatos es por todos conocida.

Muchos de los conflictos que existen hoy día son el resultado de esto que hizo la dictadura de volver a quitarles las tierras. Los gobiernos de la Concertación sacaron una ley y un organismo que puede comprar tierras, pero no expropiar. Este problema no se va a solucionar mientras el gobierno de turno no le ponga coto a las compañías forestales” Jacques Chonchol, ex ministro de Agricultura de Allende.

Los Mattes a lo largo de esta historia de despojo y criminalización, han contratado grupos mercenarios de seguridad, para provocar auto-atentados, lo que ha quedado en la total impunidad. Es así, en 1999 en el predio del fundo Ruñanco buscando culpar a los mapuche, recodemos que durante el gobierno de Ricardo Lagos el grupo Matte junto a los empresarios chilenos, establecieron un marco jurídico de intervención en el territorio mapuche.

El Estado chileno a potenciando la forestación de monocultivo de especies exóticas mediante la prórroga del decreto 701, que fue impuesto en 1974 duplicando las plantaciones exóticas de pino y eucaliptus, estableciendo un marco administrativo de control con apoyo del Estado. Este cuadro legislativo pone en evidencia la proyección de la herencia y el modelo impuesto por la dictadura militar, que se potencio durante los gobiernos de la concertación/nueva mayoría consolidando la depredación, el asesinato de la vida rural y la acumulación de riquezas para ciertos grupos privilegiados, en desmedro de las posibilidades de definir nuevas formas de desarrollo que revitalicen la vida rural y que fortalezcan las economías locales. El decreto 701 aceleró la expansión de los monocultivos, la concentración de grandes extensiones de tierra y el traspaso de las principales empresas de este rubro del Estado a los grupos económicos de Angelini y Matte, así como de tierras de propiedad estatal tras la Reforma Agraria. Las empresas forestales son sin lugar a duda el problema central, del denominado conflicto mapuche y que no sólo ha afectado a su población, sino que afecta seriamente la agricultura de subsistencia de las comunidades, registrando una disminución en la disponibilidad de agua, situación que los gobiernos de turnos han desatendidos eludiendo la responsabilidad del Estado en fiscalizar y regular.

Las comunas ocupadas por monocultivos forestales (Maule, Bío Bío y La Araucanía) registran los mayores índices de desempleo, emigración y pobreza del país. Los eliminación del Bosque Nativo; uso indiscriminado de plaguicidas y contaminación de ecosistemas; el aislamiento de comunidades rurales por los monocultivos; destrucción de caminos rurales y polución por el tránsito de la maquinaria pesada, principalmente en tiempos de cosecha; pérdida de flora y fauna y de plantas medicinales y alimenticias; trasgresión de lugares sagrados, y peligros de plagas como la avispa taladradora. Son consecuencia directa de la depredación a causa de las forestales, las exportaciones forestales han constituido una alta prioridad para los sucesivos gobiernos chilenos “democráticos”, que desde 1989 hasta nuestros días han seguido apoyando y promoviendo la forestación, estableciendo diversos acuerdos multilaterales de mercado y contribuyendo al aumento de las fortunas de sus grupos económicos, generando grandes utilidades económicas a los grupos Angelini (Forestal Arauco Celco) y el grupo Matte (CMPC – Forestal Mininco).

Cabe señalar que, Arauco ,del Grupo Angelini, proyecto para el 2018 el plantar 48 mil hectáreas de monocultivos, superando el promedio anual que traía, de 35 mil hectáreas. Todo esto para abastecer al nuevo gigante de la celulosa, que se estima en más de 2 millones de toneladas anuales. Un claro ejemplo del gran negocio de estos rábulas del dinero lo podemos graficar en el grupo Angelini pagó 200 millones a la dictadura por las más de 2 mil hectáreas que corresponden al Fundo Tranaquepe. En 2015, la Conadi le devolvió más de 5 mil millones de pesos por una parte del mismo terreno a la Forestal Arauco, para destinarla a las comunidades. El Estado ha gastado más recursos económicos en estos grupos de empresarios, que en todos los programas sociales del Estado chileno.

El modelo económico impuesto en dictadura fue en directo beneficio de los grupos oligárquicos que propiciaron el golpe de estado en Chile. “Masas de trabajadores de la provincia de Arauco, ex mineros, fueron subidos a camiones militares y llevados a la cordillera de Nahuelbuta a hacer hoyos y plantar pinos para las empresas forestales. La tierra fueron compradas a huevo y las plantaciones no solo les salieron gratis, sino que ganaron con ellas. Esta forma criolla de ‘acumulación originaria’ condujo a la existencia de enormes fortunas que hoy se vanaglorian de exportar a todas partes del mundo.” José Bengoa en el libro Reforma agraria y revuelta campesina.

“Recibieron del Estado la tierra, las plantas, los trabajadores, en fin, recibieron gratis los actuales bosques que cubren el sur del país” La dictadura por intermedio del fallecido Fernando Léniz establecieron el marco jurídico administrativo para el despojo de las tierras mapuche. El 44% del total de las tierras expropiadas hasta 1973 por la Reforma Agraria, fueron traspasada a la Conaf DL2247 de 1978 dirigida por el yerno de Pinochet Julio Ponce Lerou, a las empresas forestales y subsidiada por el Estado.

Como si fuera poco, el Fundo Labranza 808 hectáreas ubicadas en las cercanías de Quidico, comuna de Tirúa. En 1979, la Conaf de Ponce Lerou se lo vendió a la forestal Crecex -del Grupo Vial, que en los 80′ sería absorbida por los Matte y su brazo forestal, Mininco- en $3.686.849. Actualizado al IPC de la fecha, serían cerca de $155 millones, un promedio de apenas $190 mil pesos por hectárea.

Un corolario más, el grupo Angelini pagó $200 millones de hoy por 2.200 hectáreas del fundo Tranaquepe. En 2015, la Conadi -organismo estatal creado para la compra de tierras indígenas- pagó $5.151.134.962 por 1.859 hectáreas destinadas a las comunidades Juan Lincopan, Kellgo y Kralhue. Más de 2 millones 700 mil pesos por hectárea. De estas realidades noticiosas los gobiernos de turno, jamás se han hecho responsables y la prensa institucional poco y nada ha dicho.

“Hasta 1979 e incluso 1980, las paginas de El Mercurio llamaban a remates públicos de enormes predios, casi todos de aptitud forestal. La crisis económica generalizada de esos años permitía que solamente un puñado de instituciones, por lo general bancarias, pudiese acceder a esos remates y comprar a ‘huevo’ esos campos. Al mismo tiempo se vendían las fábricas de celulosas que había construido el Estado, los aserradores, en fin, se privatizó el sector forestal de manera completa. En esos años se realizaron estudios que demostraban que la compra del predio forestal, las plantas de pino que donaba la Conaf, los subsidios de mano de obra y el famoso decreto 701 que subsidiaba las plantaciones, hacía que esos bosques fueran gratis, totalmente pagados por el Estado” José Bengoa

Es pertinente recordar que, el movimiento mapuche de los 70′ logró interpelar al gobierno socialista de Allende, impulsando la corrida de cercos, transformándola la Reforma Agraria en una lucha anticolonial por la recuperación de las tierras que habían sido arrebatadas en la ocupación de un siglo atrás. El mejor ejemplo es el llamado “Cautinazo”, la gran movilización de 1971 que llevó a miles de mapuche a ocupar fundos agrícolas en las cercanías de Temuco.

La contra reforma instalada a sangre y fuego por Pinochet, significo más 171 víctimas mapuche de la dictadura, que no aparecen en los informes de las comisiones de reparaciones. Sus detenciones fueron a manos de los latifundistas, la mayoría de estos mapuche no fueron llevados a los centros de prisioneros, fueron torturados en los fundos, delante de sus familias y comunidad, no quedando registros alguno de sus arbitrarias detenciones y torturas.

Hoy la muerte de dos mapuches tiene una directa relación con el grupo Matte, responsables intelectuales histórico de la criminalización y represión del pueblo mapuche.

https://youtu.be/l1hTSPfODAM