EE.UU ordena el desplazamiento de tropas; fase previa a una potencial invasión a Venezuela


Armando Romero

AITUE NOTICIA

Los servicios de inteligencia de Cuba han informado, un gran despliegue de tropas norteamericanas en los aeropuertos de Puerto Rico, Santo Domingo entre otros países de la región. La eminente intervención militar en Venezuela, con la complicidad de los gobiernos de Colombia, Chile, Brasil, Argentina, Perú entre los principales ideólogos del plan para derrocar a través de un golpe de estado, al gobierno legítimo de Nicolás Maduro.

En América Latina sus pueblos saben por experiencia, lo que ha significado las intervenciones de EE.UU.

Es por ello, que se hace necesario recordar y dar una mirada a la historia. En Santo Domingo con el mote despectivo de gavilleros, fue que los invasores yanquis trataron de denigrar el valor, arrojo y coraje de los patriotas dominicanos que se opusieron a la ocupación norteamericana del 1916 y de esta forma criminalizarlos y tratar de exterminarlos. Hoy en Venezuela se utiliza los medios de comunicación y redes sociales, para ese mismo objetivo que bien conocieron los dominicanos.

«”La historia mal contada trata de presentar a estos hombres y mujeres, verdaderos patriotas dominicanos como delincuentes comunes cuando en realidad eran unos nacionalistas que se opusieron y levantaron su voz de protesta a la intervención norteamericana de 1916-1922.

A partir de producirse la abusiva invasión norteamericana a nuestra patria, todos los que mostraron oposición a este hecho delenable fueron ferozmente perseguidos, encarcelados y torturados para tratar de doblegarlos y aterrorizarlos, cosa que no pudieron lograr los malditos yanquis.”»

En Santo Domingo los más desposeídos resistieron la invasión de las tropas estadounidenses, los norteamericanas en su afán de extermina a los patriotas dominicanos peinaron todo el país desarmando a la población pero a pesar de eso hubo un grupo de rebeldes que se mantuvo en lucha contra la autoridad extranjera.

Los “Gavilleros” operaban en la región Este del país y estaban conformados, en gran medida por campesinos que habían sido despojados de sus tierras durante el apogeo de la industria azucarera de gran capital extranjero, iniciado a finales del siglo XIX e incentivado en los primeros años del siglo XX.

Los patriotas dominicanos utilizaron la guerra de guerrilla como método de lucha para enfrentar al yankis invasor y para ello con la colaboración del grueso de la población de la región. Fueron perseguidos, asesinados, torturados y encarcelados, algunos de sus líderes fueron Vicente Evangelista, Ramón Natera, Martín Peguero, José Piña, Luciano Reyes, Pedro Tolete, Marcial Guerrero y Félix Laureano.

Otros sufrieron años de encierros y vejámenes inenarrables. El último de estos héroes fue don Cayo Báez quien fue torturado desde las plantas de los pies hasta la coronilla de su cabeza para que denunciara a su compañeros.

Salvo su vida milagrosamente, después que las tropas norteamericanas lo dieran por muerto y lo dejaron abandonado a orillas del rio Camú en Bonao. Nunca habló.

De esa forma, el 15 de mayo de 1916, en República Dominicana lo que comenzó con dos compañías de infantes de marina estadunidenses en cuestión de días se convirtió en una ocupación de Santo Domingo que duró ocho años.

Hoy igual que en ese tiempo, los verdaderos motivos tienen directamente relación con los intereses del capitalismo.

Los que Donald Trump ignora o bien se hace el loco, es que en Venezuela hay un pueblo dispuesto a luchar, a dar la vida por la soberanía y la dignidad de una nación.

EE.UU su propia historia nos habla, de su codicia imperialista que no dudo en avasallar a los pueblos originarios del territorio continental. Las 13 colonias, que al proclamar su independencia de la Gran Bretaña el 04 de julio de 1776, abarcaba una superficie de aproximadamente 160.000 kilómetros cuadrados, menos de un siglo después en 1861, vísperas de la Guerra de Secesión, se acercaba a los 8 millones de kilómetros cuadrados.

Es decir, los estadounidenses sus apreciados valores del cual siempre han recurrido los presidentes norteamericanos, están basados en el engaño, los crímenes, el pillaje y saqueo a los pueblos.

De su extensa trayectoria de injerencia en América Latina, Venezuela en los albores de su lucha por su independencia en 1817, conoció el intervencionismo norteamericano. Una flotilla capturó en el Rìo Orinoco las goletas norteamericanas “Tigre” y “Libertad” cuando llevaban armas y municiones para el ejército español, burlando el Bloqueo de Guayana y Angostura, que habìa decretado Simón Bolívar en un acto de soberanía, el cual se había dado a conocer ampliamente en los paìses hispanoamericanos y en el propio Estados Unidos.

México en 1845 inicia un conflicto bélico por las pretensiones expansionistas de los Estados Unidos cuyo primer paso fue la creación de la República de Texas.

Fue en 1848 que se produce la más grande expoliación que registra la historia de la Humanidad, el despojo a México de más del 55% de su territorio: 1.369.625 kilómetros cuadrados, luego de una infame guerra sucia en la que no se escatimaron ni la violencia, el pillaje, el deshonor, ni la compra a precio vil de generales felones como Santa Anna y Almonte.

Algunos millones de pesos se arrojaron como migajas a cambio de millones de kilómetros cuadrados.

Mediante el Tratado Guadalupe-Hidalgo, México perdió los Estados de California, Nuevo Mèxico, Arizona, Nevada y Colorado a favor de Estados Unidos.

Nicaragua a lo largo de su historia, ha conocido lo que significa el intervencionismo norteamericano. El 02 de mayo de 1896, aduciendo pleitos políticos internos se produce el desembarco de “marines” en el Puerto de Corinto.

Cuba por su cercanía territorial siempre ha estado en la mira de los gobiernos de EE.UU.

Tras más de 30 años de guerra en la que pueblo cubano venìa derramando su sangre para lograr su independencia de España. Logran derrotar al más grande ejército colonial enviado al nuevo mundo. EE.UU pretendió anexar a Cuba a su territorio, la decidida voluntad de los patriotas cubanos lo impidieron y proclaman su total independencia.

El 07 de diciembre de 1896, el presidente norteamericano Grover Cleveland rechaza la idea de reconocer la independencia de Cuba.

En Puerto Rico el 28 de julio de 1898. Fuerzas estadounidenses al mando del general Nelson A. Miles desembarcan en su territorio.

El 10 de diciembre 1898 los representantes de España y Estados Unidos firman el Tratado de París, por el cual la Unión quedarà en posesión de Puerto Rico y las islas aledañas de Culebra, Vieques y otras más pequeñas, así como de las Islas Filipinas y las de Guam.

España “renuncia a todo derecho de soberanía sobre Cuba. Se inicia el “protectorado” de EE.UU

En ese mismo año tropas estadounidenses desembarcan en Nicaragua.

El 25 de julio de 1901 EE.UU impone La Enmienda Platt, a la constitución cubana. Lo que le dar atribuciones para sucesivas intervención estadounidenses en la isla.

EE.UU comenzaba a ejercer su particular política de defensa, de sus intereses en la región: Panamá, Honduras, República Dominicana, Nicaragua y gran parte de las Antillas y Centro América. Nacía así la famosa “Diplomacia del Garrote”, que aplicará Rooselvet a los países hispanoamericanos.

En Venezuela el general Cipriano Castro enfrenta a la rapiña colonialista europea y el expansionismo norteamericano valientemente. La prensa norteamericana y europea prontamente se puso al servicio de los intereses imperialista. Instalado en la opinión pública una imagen casi demoníaca del Presidente Castro y Venezuela, llamándolo “mono tropical”, “gran estorbo del Siglo XX”, “tizón incendiario”, “tirano inmoral”. Son los mismos métodos comunicacional que se usan hoy, para desestabilizar al gobierno legítimo de Nicolás Maduro.

De esa forma, Estados Unidos creó un cerco a la política del Presidente Cipriano Castro y conspirò con jefes militares criollos apátridas para su derrocamiento hasta que finalmente se fragua, se desarrolla y se ejecuta el Golpe de Estado del General Juan Vicente Gómez que expulsa del poder a Cipriano Castro el 19 de diciembre de 1908.

Juan Vicente Gómez fue el hombre adecuado a los intereses norteamericanos. Al igual que Hoy el títere de Juan Guaidó, sirve a esos mismos objetivos del imperialismo.

Si alguno ha pensado o cree que lo de Donald Trump es producto de una persona desequilibra mentalmente, es oportuno recordar las palabras de William Howard en 1912, el presidente de EE.UU afirmaba que es necesaria la intervención en los países de América Central “toda vez que sea indispensable garantizar mercados y capitales estadounidenses”. Añade: “No está lejano el día en que tres banderas de barras y estrellas señalen en tres sitios equidistantes la extensión de nuestro territorio: una en el Polo Norte, otra en el Canal de Panamá y la tercera en el Polo Sur. Todo el Hemisferio será nuestro de hecho, como, en virtud de nuestra superioridad racial, ya es nuestro moralmente”.

En 1914 Haití fue objeto de intervención militar norteamericana, en ese año México El “incidente” de Tampico, fue el preludio de invasión de las tropas estadounidenses. El 21 de abril Veracruz fue tomada por asalto y el ejército de EE.UU invadió la ciudad.

El 9 de abril de 1920, aduciendo la insurrección popular que derriba del poder al “Señor Presidente” de Guatemala, Manuel Estrada Cabrera, desembarco de “marines” con el pretexto de resguardar la Embajada y la vida y bienes de ciudadanos norteamericanos.

Augusto César Sandino, en 1926 inicia su lucha para obligar a las tropas invasoras de los Estados Unidos a retirarse de Nicaragua.

En 1937 en Puerto Rico, tropas norteamericanas ahogan en sangre una rebelión nacionalista en Ponce, isla de Puerto Rico y arrestan al lider Pedro Albizú Campos.

El presidente Jacobo Arbenz en Guatemala, sucumbe ante la injerencia norteamericana y renuncia a su mandato.

Cuba logra derrotar en 1961 en Playa Girón, el intento de invasión de la CIA a territorio cubano.

24 de Abril de 1965, Dominicana tropas estadounidenses logran sofocar una rebelión, contra el presidente títere impuesto por EE.UU.

El 11 de septiembre de 1973, el mundo fue testigo de uno de los golpes de estado más sangrientos en América Latina. Desde la casa Blanca se organizó y financió, desestabilizar y derrocar al gobierno constitucional de Salvador Allende.

En este resumen de las intervenciones del imperialismo norteamericano. No podemos olvidar a Granadas octubre de 1983.

Hoy el objetivo geopolítico de EE.UU es Venezuela, desde el Pentágono se ha planificado minuciosamente, lo que sería la invasión a gran escala militar. Desde Colombia estableciendo el centro de operaciones dirigido por la CIA. Usando como caballo de Troya, el envío de ayuda “humanitaria”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s