Carmen Ibáñez la «regalona» de Piñera


AITUE NOTICIA

Perro Posteador

Desde su casucha

Una mirada irreverente

La «regalona» del presidente Piñera, Carmen Ibáñez, que entre otras cosas, fue embajadora de Chile en Grecia durante el primer gobierno de Piñera, entre pasillos de La Moneda es más que conocida la relación sentimental de Sebastián con la ex esposa de Iván Moreira.

Esta flamante dama de la aristocracia criolla, a los 16 años no dudo en casarse con Domingo Godoy Matte en 1976. De ese matrimonio nacieron los hijos afortunados; Joaquín Godoy, la historiadora Carmen Godoy, quien se desempeña en el Departamento de Patrimonio Cultural y Maria Luisa Godoy, quien animará la versión 2019 del Festival de Viña. Casada con Ignacio Rivadeneira , el ex «consiglieri”, como muchos por esos años lo apodaban en La Moneda. Piñera en su segundo gobierno no considero a quien fuera su hombre de confianza. Fuentes cercanas a la primera dama señalaron que fue una de las condiciones, que Cecilia puso a su marido para continuar con la farsa del matrimonio.

Por su parte, Carmen Ibáñez en esta ocasión no fue nombrada embajadora. A cambio se le nombró en un cargo menor en la embajada de Chile en Argentina.

De ahí que, Mary (así le dice su esposo Ignacio), recibió la designación de animadora del Festival internacional de Viña del Mar. En política las relaciones familiares son redes muy poderosas, el evento artístico de la ciudad jardín es una vitrina internacional para los gobiernos de turno.

La gestión cultural de Carmen Ibáñez en Argentina, ha sido cuestionada por favorecer a cantantes de su preferencia, como aconteció con Luis Jara patrocinado por la embajada, en un shows realizado el El domingo 10 de febrero pasado en Buenos Aires.

“La Regalona” –como se hizo conocida por el eslogan que utilizó durante su campaña parlamentaria en la que logró un escaño en la Cámara entre 2002 y 2006–, luego de haber sido designada por el mismo Piñera como embajadora en Grecia durante su primer gobierno. Hoy parece relegada a un plano secundario públicamente, por parte de Piñera.

Al menos 30 funcionarios o asesores de Gobierno tienen vínculos familiares con alguna figura política. Estas relaciones familiares se potencia a nivel del mundo empresarial.

Lo cierto es que, la Derecha parece respirar tranquila porque mucha gente ha olvidado ciertos capítulos de su historia, o de la historia personal de algunos de sus actuales líderes, gracias al apoyo irrefrenable de los medios de comunicación que ellos manejan y al silencio –casi cómplice- de las autoridades de los gobiernos concertacionistas y la nueva mayoría. De esta realidad Carmen Ibáñez ha sido testigo privilegiada de estas historias, del poder, el dinero y los escándalos ocultos sentimentales.