Francia protestas contra la ley mordaza de Macron


Agencia Informativa de la Resistencia

INTERNACIONALES

En Francia se han desatado múltiples protestas en contra de una nueva Ley de Seguridad que castiga la difusión de imágenes de la policía.

Ameer Alhalbi fotógrafo sirio. Cubrió la guerra en su país y pidió asilo en Francia. Se encontraba cubriendo las protestas en Francia contra la ley mordaza y la Policía le dejó así por hacer su trabajo en la manifestación.

La crisis del modelo capitalista enfrentadas al descontento social, sus gobiernos a nivel mundial se sostienen mediante la represión de los cuerpos policiales. Los abusos y violencia contra la población civil, han sido captadas por la prensa y los ciudadanos con teléfonos móviles, los cuales son difundidos por las rrss dejando en evidencia el actuar represivo.

El gobierno de Macron envió un proyecto para prohibir las grabaciones, a las policías en sus procedimiento. Este nuevo intento de censura y coartar la libertad de expresión, miles de personas se han movilizado contra la ley que prohíbe grabar imágenes de las fuerzas del orden público.

El artículo 24 sitúa la legislación francesa en una zona gris que permitirá a los policías detener de manera preventiva a aquellos manifestantes o reporteros que los graben”, asegura a El Salto Fabien Jobard, especialista en temas policiales. “Los agentes se convencerán a partir de ahora de que cualquiera que saque su cámara o teléfono en una protesta representa una amenaza y un posible delincuente”

El Salto

El experto del prestigioso Centro de investigación científica (CNRS) observa similitudes evidentes entre la nueva ley de “seguridad global” y la ley mordaza: “El único país de Europa en que existe un dispositivo similar es España”. En el caso de la legislación española, “la policía española la ha utilizado en numerosas ocasiones”, recuerda Jobard, quien teme que en Francia se reproduzca una situación similar, aunque en este caso con una multiplicación de las detenciones preventivas y de agresiones contra periodistas o manifestantes que graben. Al otro lado de los Pirineos serán los jueces los encargados de dictar las multas.

Salto Fabien Jobard, especialista en temas policiales.

Esta “ley mordaza” francesa amenaza con silenciar el principal medio de denuncia de los abusos de las fuerzas de seguridad. Los vídeos de manifestantes y jóvenes reporteros resultaron claves para revelar la violencia policial contra los chalecos amarillos. Más de 2.200 manifestantes heridos, 308 de ellos con heridas en la cabeza, 24 perdieron un ojo, cinco se quedaron sin una mano… Un balance escalofriante silenciado por los grandes medios en los primeros meses de protestas.

El Salto

Quién nos protege del estado policial?” “¿Policía difuminada, justicia cegada?” Bajo estos eslóganes, miles de manifestantes se han dado cita en París, Burdeos, Toulouse, Lille, y otras tantas ciudades francesas, en las “marchas por la libertad” esta movilización masiva, organizada en plena pandemia, busca poner freno al proyecto de ley de “seguridad global”.

Según las cifras del Ministerio del Interior, 133.000 personas se manifestaron en toda Francia -46.000 de ellas en la capital francesa- y 36 policías y gendarmes resultaron heridos.

En un informe del 12 de noviembre dirigido a las autoridades francesas, tres relatores del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas subrayan que “el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas del orden” debe ser documentado. Por lo tanto, “la publicación de imágenes y grabaciones de intervenciones policiales” serían esenciales “ para el respeto del derecho a la información” y “legítimas en el contexto del control democrático de las instituciones públicas.

En Chile el gobierno de Sebastián Piñera, a impulsado leyes represivas que han contado con el apoyo de los partidos políticos, con representación parlamentaria. Recientemente el ministro del Interior Rodrigo Delgado anunció medidas para aumentar el control de las manifestaciones, calificando de delincuentes a quienes protestan. Piñera ante el estallido social y las masivas protestas , recordemos que busco asesoramiento en el control de manifestaciones a los gobiernos de España y Francia. Hay que estar alerta ante eventuales nuevas leyes represivas, el gobierno de Piñera con una escasa aprobación de la gente, se sostiene en la fuerza y el poder económico.

El hecho de que la policía pueda utilizar drones para grabar protestas y que estas imágenes dispongan de reconocimiento facial hará que la gente tenga aún más miedo para grabar protestas”, lamentaba François. Mientras se restringirá la posibilidad de los ciudadanos de difundir imágenes, se facilitará la capacidad de los policías para grabar sus acciones y a los manifestantes, tanto con drones como con cámaras normales.

“Utilizarán sus imágenes para dar su versión de los hechos y así influir en la opinión pública”, advierte Jobard. Este experto sostiene que “no conozco ningún caso en que un policía haya sido amenazado físicamente por un vídeo grabado por manifestantes, pero estas imágenes sí que son utilizadas por la justicia para identificar a agentes que cometen abusos durante sus intervenciones u otras personas que cometen delitos durante las protestas” La cooperación entre gobiernos y las policías, en materia de represión y vigilancia, criminalizando la protesta social tiene un mismo patrón institucional del Estado policías.

En Chile han aumentado las movilizaciones demandando la renuncia del gobierno de Sebastián Piñera, la policía militarizada a utilizado la fuerza para contener las manifestaciones a pasos de La Moneda. Utilizando químicos de alta toxicidad, que han inundado las calles del centro de Santiago de Chile.