La guerra química de Piñera contra el pueblo


AITUE NOTICIA 

El uso de armas químicas por parte de carabineros sin ninguna norma jurídica que regule su manipulación, el respeto hacia las personas, resguardando la salud e integridad física de la población, los efectivos policiales utilizar una serie de dispositivos antidisturbios. Una de las formas que tienen para hacerlo, es mediante el uso de gases lacrimógenos, los cuales pueden estar presentes en tres tipos de dispositivos: cápsulas (bombas lacrimógenas), vehículos lanza gases y en el agua utilizada por el vehículo lanza agua. El componente químico del gas utilizado en Chile (chlorobenzylidenemalononitrile (CS), Las lacrimógenas, al ser consideradas armas, se regulan por la Ley 17.798, de Control de Armas. … Esto genera un vacío legal que permite a las policías hacer uso impune contra la población de estas armas, hemos sido testigos directos del accionar intencional por parte de carabineros, con el objetivo de causar daño a los manifestantes. Existen innumerables registros de esta práctica institucional.

PEl uso de gas lacrimógeno CS: sus efectos tóxicos a mediano y largo plazo, publicado en junio de este año en Francia nos alertan de su toxicidad .

La investigación fue liderada por el doctor en biología molecular, Alexander Samuel, y por el presidente de la Asociación de Toxicología-Química francesa y director honorario de investigación del Centro Nacional para la Investigación Científica, André Picot.

Si la cuestión de la nocividad de los gases lacrimógenos ya se ha planteado en otras partes del mundo, el interés de este informe radica en la síntesis de los distintos estudios. Sobre todo porque algunos de estos estudios no son accesibles “porque están reservados para los militares” , señala André Picot, presidente de la Asociación de Toxicología-Química y coautor del informe.

Alexander Samuel comienza a interesarse por la presencia de cianuro en niveles anormalmente altos en el cuerpo después de la exposición a gases lacrimógenos hace más de un año . 

“Me di cuenta de que no. Obviamente, no hay cianuro en el gas lacrimógeno, pero se metaboliza en el cuerpo humano en dos moléculas de cianuro. Incluso en pequeñas dosis, puede causar daños a la salud, a los ojos, al sistema nervioso central. “

El informe, del que “Obs” publicó las conclusiones en exclusiva, detalla las patologías que pueden derivarse del mismo, como cataratas en los ojos, pero también síntomas como dolores de cabeza, parálisis, molestias respiratorias pero también tiroides, gastrointestinal (náuseas y vómitos, diarrea), musculoesquelético (rigidez muscular), daño hepático, etc.

Alexander Samuel también participó en un estudio realizado por “chalecos amarillos”, para evaluar los síntomas a largo plazo de los gases lacrimógenos.

“Encontramos mucha gente que se siente débil, mareada, etc. […] Estas personas tenían efectos persistentes sobre el sistema nervioso central o síntomas que aparecían a largo plazo. También se encontraron síntomas poco conocidos. Por ejemplo, muchas mujeres se han quejado de tener períodos muy abundantes después de los gases. Todo está por descubrir. “


Después de más de un año de trabajo, su investigación, que comenzó durante las movilizaciones de los “chalecos amarillos”, finalmente se ha reunido en un informe de 126 páginas [ PDF ], publicado por la Association Toxicologie-Chimie de Paris.

Alexander Samuel realizo estudios de campo tomando muestras de sangre y orina, que fueron analizadas científicamente, para demostrar la presencia de cianuro en el gas lacrimógeno y para estudiar las consecuencias para la salud.

INFO OBS. Informe destaca los graves peligros para la salud del gas lacrimógeno

Alexander Samuel comienza a interesarse por la presencia de cianuro en niveles anormalmente altos en el cuerpo después de la exposición a gases lacrimógenos. Este profesor de matemáticas pensó entonces en desmantelar una noticia falsa “haciendo doble clic en Internet”.

“Me di cuenta de que no. Obviamente, no hay cianuro en el gas lacrimógeno, pero se metaboliza en el cuerpo humano en dos moléculas de cianuro. Incluso en pequeñas dosis, puede causar daños a la salud, a los ojos, al sistema nervioso central. “

Síntomas a largo plazo”

La mordaz respuesta de Didier Lallement a los funcionarios electos en París después del uso de gas lacrimógeno cerca de una escuela

¿Peligroso incluso en un entorno abierto?

Se subestima la peligrosidad de los gases lacrimógenos, subraya el doctor en biología, señalando el uso masivo por parte de la policía de estos gases, que siguen siendo considerados como armas químicas en el marco del derecho internacional, y prohibidos en el marco de la guerra entre país.

Si la peligrosidad del gas lacrimógeno se establece en un ambiente confinado (en 2014, en Egipto, los botes de gas lacrimógeno disparados dentro de un camión que transportaba presos causaron la muerte de 37 presos), la baja concentración en un ambiente abierto no incluiría no hay peligro.

“El problema es si usas 30 o 50 granadas en pocos minutos. En este caso, aún puede ser peligroso”, argumenta Alexander Samuel.

Carabineros es consciente de que el uso masivo de disuasivos químicos puede causar graves daños a la salud. Se indica en su propio Manual de Operación para el Control del Orden Público: “De acuerdo con las normas internacionales NIOSH y OSHA, los límites de exposición (a gases irritantes de tipo CS) corresponden a 0.4 mg / m3. La concentración de peligro inmediato para la vida o la salud es de 2 mg / m3”, el aumento de la toxicidad en el aire y cómo esto puede afectar a los habitantes de una zona sometida constantemente a gases de este tipo…  la toxicóloga Fernanda Cavieres, de la Universidad de Valparaíso, plantea “la necesidad de estándares legalmente validados en Chile sobre el uso de gas CS”.

El manual de Carabineros -más de 200 páginas- confirma que en Chile no se utilizan gases lacrimógenos sino irritantes. Son más potentes y causan “irritación de los ojos, las fosas nasales y la garganta, llanto, tos, dificultad respiratoria, cierre involuntario de los ojos, picazón en varias partes del cuerpo”.

El General Yáñez u otro oficial del alto mando jamás se expondría físicamente a estos gases, para eso esta la tropa que a la larga también serán afectados de alguna forma. Ya en lo psicológico presentan cuadros clínicos de alteración de la personalidad. Informes médicos que son rigurosamente clasificados de secretos. Así mismo una licitación en mercado público, para la compra de prótesis de pene, por parte del hospital de la institución. Dejando en evidencia un aumento de un tema de disfunción eréctil en carabineros. 

El manual de Carabineros cita el estándar NIOSH, publicado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., Que cita niveles de concentración de gas tipo CS que presentan un peligro inmediato para la salud y la vida humana. Esta norma se desarrolló a partir de experimentos desarrollados en 1961 por el ejército de los EE. UU. Y especifica que una persona no debe exponerse durante más de dos minutos a una concentración de 2 mg / m3. un análisis publicado en Annals of the New York Academy of Sciences encontró que “la exposición al gas lacrimógeno produce un amplio espectro de efectos sobre la salud, incluidos los tipos agudos y crónicos”

A dosis más altas o más bajas, CS Gas produce un efecto irritante, que puede provocar daños que pueden volverse irreversibles en los ojos, piel, pulmones y tracto gastrointestinal … Los efectos inmediatos sobre la salud de anión cianuro están bien documentados: efectos irritantes en los ojos, la piel, el tracto respiratorio, daño al sistema cardiovascular y al sistema nervioso central (que provocan dolores de cabeza, mareos, fatiga severa …). A más largo plazo, el anión cianuro puede empeorar estos ataques y también afectar el sistema endocrino (tiroides). Actualmente, La carcinogenicidad aún se debate, pero los estudios bioquímicos sugieren que podría tener actividad mutagénica o incluso epigenética. Se han descrito numerosos casos de mortalidad, algunos de ellos recientes, pero siempre discutidos u ocultos.

Desde el gas CS durante su distribución en el cuerpo y luego durante su metabolismo, se liberan dos moléculas de anión cianuro (CN-). Parece lógico que se formen dos moléculas de anión cianuro, a partir del grupo malonitrilo que de hecho consta de dos funciones nitrilo (grupo orgánico, que posee una función cianuro, unido a un átomo de carbono, RC≡N).

Los efectos agudos del cianuro son característicos como mareos o pérdida del conocimiento. En el caso de la exposición prolongada a bajas dosis de cianuro, liberado por el metabolismo del gas lacrimógeno CS, utilizado repetidamente, provocando entre otras cosas una gran fatiga, se comenta en la presente revisión de la literatura. Tal exposición, que afecta a los componentes esenciales del cuerpo, es un factor de riesgo importante para el cerebro, hígado, riñones, ojos, sistema gastrointestinal, sistema cardiovascular, tiroides …

En general, todos estos efectos tóxicos graves que afectan a los organismos vivos tienen sin lugar a dudas un impacto significativo en las poblaciones en contacto repetido con altas concentraciones de gas CS. Un aumento permanente del nivel de tiocianato en sangre, principal marcador biológico del cianuro, como es el caso de los fumadores, también puede tener efectos a largo plazo sobre la salud, ya que es característico de un alto nivel de cianuro (gran Fatiga, trastornos neurológicos, endocrinos …).

El aumento en el uso de estas armas químicas llamadas “menos letales”, en proporciones cada vez mayores y sin reglas bien reguladas para su uso, conduce a una exposición de riesgo para el personal equipado con estas armas, manifestantes y por supuesto la población que vive en barrios expuestos …

Sebastián Piñera al momento de declarar la guerra al pueblo que se manifestaban en las calles, lo hizo sacando a los militares, su sola presencia trae a la memoria viva, los negros años de la dictadura civico-militar. Por intermedio de su ministro del Interior dispuso del uso de las policías y su arsenal de químicos nocivos para causar daños a la población. El presidente Piñera es el responsable político, de los crímenes de lesa humanidad. Existen jurisprudencia en los tribunales internacionales, que estos crímenes no prescriben.

Además, los efectos sobre el medio ambiente, mucho menos estudiados, ciertamente no son despreciables. 

<Algunos estados o regiones están comenzando a abogar por pautas de protección contra la exposición, por ejemplo, el estado de Nueva Jersey en los Estados Unidos, que requiere que se realicen pruebas de tiocianato en orina cuando se expone al gas CS. y recomienda evaluar el impacto en el hígado y los riñones. En Quebec, las autoridades recomiendan que después de gasear con Gas CS se laven las superficies de trabajo, así como las frutas y verduras, pero también los filtros y campanas que se utilizan en los hogares o establecimientos de alimentos, así como Se cambian los filtros en los sistemas de refrigeración de cámaras frigoríficas. >

<Las directivas relativas a las empresas y la vigilancia de los habitantes son muy estrictas.>

Con el aumento en el uso de gas CS durante las demostraciones, se vuelve urgente que los gobiernos que usan CS Gas tomen decisiones vinculantes en la dirección de proteger la salud pública, que solo puede ir en la dirección de significado de las recomendaciones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y determinadas Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

“La evidencia de los pocos estudios epidemiológicos disponibles y los estudios de casos específicos muestran que los gases lacrimógenos pueden causar daños graves y son una amenaza en particular para ciertas poblaciones potencialmente más vulnerables como los niños, las mujeres y las personas afectadas por enfermedades. respiratorio, cutáneo y cardiovascular”, concluye el estudio.

Por esta razón, señalan los investigadores, este tipo de gas fue prohibido como arma de guerra en la Convención Internacional sobre Armas Químicas de Ginebra (1993). Sin embargo, los gobiernos los mantienen autorizados para reprimir protestas civilesel 11 de octubre, un video que se volvió viral mostraba un cañón de agua disparado contra una persona en silla de ruedas que se manifestaba en Plaza Italia (ver video en YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=PddvVkGa -0M ). 

El nuevo director general de Carabineros, quien en ese momento era el Director Nacional de Orden y Seguridad, general Ricardo Yáñez, justificó la acción de la policía diciendo que el afectado “estaba cometiendo actos de violencia y agredió al personal policial”.

En las ultimas semanas en el centro de Santiago, carabineros a usado a su total discreción armas químicas irritantes, alguna sin indicaciones de su fabricación y fechas de caducidad. Se hace urgente denuncia estos crímenes de lesa humanidad y detener el uso de armas químicas en contra de los manifestantes y los habitantes de los sectores afectados. No solo han disparado al cuerpo de los manifestantes para causar bajas, dañan a las personas como acontece con el trauma ocular. No conforme con causar este daño irreversible, se burlan de las personas que perdieron su visión, como es el caso de Gustavo Gatica y Fabiola Campillai. Carabineros esta formado institucionalmente en la Doctrina Nacional de Seguridad y todo aquel se manifieste o se oponga  al Estado es considerado el enemigo interno.