Se dispara en Chile porcentaje de mujeres sin buscar trabajo durante pico de COVID-19 en 2020


En Chile al igual que en otros países, las consecuencias de la crisis sanitaria, con el nuevo aumento potencial de contagiados, pareciese ser parte esa normalidad institucional. Compartimos una crónica de la realidad que viven miles mujeres, que ante la falta de protección a la maternidad, han dejado sus fuentes laboral ➡ las desigualdades estructurales que afectan a la población femenina, ya que en el trimestre octubre-diciembre de 2020 «4 de cada 10 mujeres en edad de trabajar estaban ocupadas, mientras que para los hombres las cifras fueron 6 de cada 10», según el INE.

Una mujer porta una mascarilla mientras acomoda una careta a una niña, en Santiago, capital de Chile, el 16 de septiembre de 2020. (Xinhua/Jorge Villegas)

SANTIAGO, 8 mar (Xinhua) — Las personas en Chile que no buscaron trabajo remunerado por razones de cuidados y quehaceres domésticos durante el pico de la pandemia del nuevo coronavirus el año pasado registraron una variación en 12 meses de 593 por ciento en mujeres y de 172 por ciento para ambos sexos, informó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Chile registró este pico de contagios durante el trimestre móvil mayo-julio de 2020, según el reporte estadístico «Género y empleo: impacto de la crisis económica por COVID-19» del INE, basado en la Encuesta Nacional de Empleo (ENE).

El INE detalló en su informe relacionado a la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) que durante el pico de contagios, 1.286.673 personas declararon que la razón por la que no buscaban empleo «estaba relacionada con la pandemia».

En tanto, la cantidad de personas que declaró no buscar empleo por razones de cuidados y quehaceres domésticos disminuyó para el trimestre octubre-diciembre de 2020 y llegó a 343.383, de las cuales el 57,4 por ciento correspondió a mujeres.

El estudio subrayó que «las mujeres no están participando del mercado laboral por tener que realizar cuidados y quehaceres domésticos».

«Esta situación se acentuó en pandemia, debido al cierre de escuelas, jardines infantiles y salas cunas, que operan como lugar de cuidados para niños y niñas», explicó la institución.

«Durante la pandemia de COVID-19, las ramas de actividad económica donde se observa una mayor ocupación femenina fueron las más perjudicadas», complementó.

Indicó que estas ramas, por lo general, se refieren a «aquellas que requerían contacto directo con otras personas y, por lo tanto, fueron afectadas por las medidas de confinamiento».

La entidad agregó que los puestos de trabajo que más disminuyeron de manera proporcional fueron entre quienes se dedicaban a alojamiento y servicios de comida, así como comercio y actividades de los hogares en calidad de empleadores, es decir, trabajos en casas particulares.