AITUE NOTICIA

Según datos presentados por las Naciones Unidas, una de cada 10 personas en los países en vía de desarrollo subsiste con menos de 1.90 dólares al día (cifra establecida mundialmente como el umbral de pobreza).

El ingreso de renta fija, esta orientado al consumo familiar, aumentado es poder adquisitivo del mercado. En teoría ello significaría más fuentes de empleo, pero en ningún caso lograria disminuir la brecha entre los grupos económicos más ricos y la población más podre.

Desde que inició la pandemia, la precarización de bienes y recursos ha marcado la vida de muchos habitantes, sumado al negligente manejo de la crisis sanitaria social, por parte del gobierno de Sebastián Piñera ➡ Las tasas de pobreza y desempleo se han elevado, las grandes fortunas se han acrecentado considerablemente, para los más ricos una oportunidad para sus negocios y aumento del capital.

La CEPAL, el organismo de Naciones Unidas para Latinoamérica, impulsó el proyecto de un ingreso de emergencia durante la cuarentena, que a futuro pueda convertirse en una Renta Básica Universal. Con este proyecto, la CEPAL proyecta un ingreso promedio de 143 dólares para, aproximadamente, 215 millones de personas. La cuarentena a dejado al descubierto, las grandes desigualdades sociales en los países de la región.

En la cámara de diputados la propuesta impulsada por Giorgio Jackson (RD), Gabriel Boric (CS), Camila Vallejo (PC) y Matías Walker (DC) propone establecer una renta equivalente al monto de la línea de la pobreza. Y además, fija como único requisito pertenecer al Registro Social de Hogares, y que este beneficio dure durante la vigencia de la alerta sanitaria por el coronavirus. Lo que no dicen los Honorables diputados, que esta iniciativa esta siendo impulsada desde la CEPAL para América Latina ➡

El asegurar un ingreso permanente a la población afectada por la crisis económica sanitaria, del país. Es un tema fundamental de los Derechos Humanos, su justificación está a la luz de la jurisprudencia internacional a partir de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y de la constitución en el derecho a la vida y seguridad social.

Es así, que a raíz de la pandemia, se han develado las fracturas sociales de la dedigualdad en materia de pobreza y desigualdad, sino que la misma pandemia ha agravado muchas de estas fracturas sociales, a tal punto que hoy podríamos 

decir que se ha retrocedido más de década en términos 

de avances en la lucha contra la pobreza y una reducción teórica de la desigualdad. Está en condición de pobreza financiera y social.

Los economistas manejan diferentes diagnósticos y teorías sociales. La percepción subjetiva de pobreza es muchas veces inferior a la situación objetiva de pobreza, son familias con sus historias, sus sufrimiento y esa sensación de inseguridad de su presente y futuro. Son mucho más que números estadísticos de información, de los cual hace gala el exministro Briones.

En Chile hay una situación de pobreza y vulnerabilidad en aumento, en el caso de las zonas rurales, hay múltiples factores que no son tomados en cuenta por los economistas.