¡Alerta! Chile la sombra del fascismo una amenaza para las libertades


Alejandra Veira Redacción RTVL

Chile la dicotomía de la democracia que se mueve al filo del fascismo, la figura de Kast humanizada por quienes parecen no ver el peligro que hay detrás del personaje. Kast logró posicionar su discurso sin miedo a las caricaturas por su proclama de odio e intolerancia, instalando su mensaje antiinmigración, su  negacionismo sobre los crímenes cometidos durante la dictadura, con la complicidad del periodismo televisivo, que han seguido al pies de la letra las pautas editoriales de los medios institucionales.

En su discurso victorioso de la jornada electoral del domingo 21, con su sonrisa ensayada va normalizando su ideología fascista. Kast ya no oculta sus intenciones que ponen en peligro la democracia y las libertades.

Por su parte Gabriel Boric en un inconsistente discurso, rodeado de su círculo cercano hizo un llamado a la unidad, el candidato progresista >“Quiero contagiarlos de energía y esperanza. Que se sienta esa energía y esperanza. Los resultados, mientras llegan más cifras, se siguen ajustando, pero no va a ser la primera vez que partimos de atrás. Será una segunda vuelta estrecha”> “porque insisto en la unidad que tenemos que construir para ganar en esta segunda vuelta. ¡No sobra nadie!”.

Boric en su discurso buena onda, pareciese no vislumbrar el peligro que representa Kast, más bien continúa en esa lógica de humanizar al fascismo.

Una parte del electorado que voto por el apruebo, no se siente identificado con las propuestas de Gabriel Boric y el pacto instrumentalizado con el PC. Una coalición que no está sintonizado con esa juventud y las demandas que estalló el 18 de octubre. Boric está lejos de ser un político de izquierda, es un socialdemócrata progresista. En política internacional su mirada está puesta en los intereses norteamericanos en alianza con sus intereses en la región ➡ sus declaraciones en relación a Nicaragua, Cuba y Venezuela es reflejo de ello.

En Chile se hace urgente la unidad de un amplio espectro político, para frenar al fascismo que representa Kast, para ello se debe tener una visión unitaria y amplia. No adornar la realidad con discursos buena onda, al fascismo se le combate y se le aísla, en ningún caso se dialoga con ellos. La historia nos ilustra en ese sentido.

Para los derechos de las minorías sexuales y de la mujer, Kast representa un peligro cierto y que vulnera las libertades.

Para el pueblo mapuche implica una política militar de ocupación y exterminio. Arrastrando al país a una confrontación de insospechadas consecuencias.

Kast su negacionismo de los crímenes de lesa humanidad ➡ nos debería poner en alerta…si Piñera a sacado a los militares para reprimir. En un gobierno fascista, el derecho a vivir en paz sería violentado, con un régimen autoritario la democracia está en peligro y el proceso Constituyente se vería amenazado.