Gustavo Petro los desafíos de una Colombia que demanda cambios


Armando Romero

Editor periodístico Radio TV Liberación

Los nadie, las nadies en ese sueño del vivir sabroso, han hecho posible dar un giro hacia el progresismo en su llegada al gobierno. Colombia sus desigualdades sociales con más de 19 millones en la pobreza, una urgente demanda para acortar esa brecha del 70 por ciento de postergados. ➡ La estigmatización de los jóvenes que salieron a las calles en la revuelta social ➡ La liberación de los presos políticos es de plena justicia y demostrará la voluntad política del nuevo gobierno ➡ no vasta con expresar buenas intenciones ➡ Gabriel Boric en América Latina es un ejemplo de lo que Gustavo Petro no debería hacer. No cumplir sus promesas de campaña seria una pésima señal para quienes han puesto su confianza, en el Pacto Histórico.

Los gobiernos progresistas en la región retoman su protagonismo, con un reciente pasado de fracasos en sus políticas públicas y promesas no cumplidas, esa corrupción de sus gobiernos de la cual son responsables ➡ la izquierda durante las últimas décadas, no a tenido la capacidad de ser ese referente que fue en los 70…no existe un proyecto que esté sintonizado con la gente y sus demandas.

De ahí el surgimiento del progresismo, que no busca establecer cambios radicales al modelo económico. Su objetivo de humanizar las desigualdades en ese buen vivir, son las máximas aspiraciones políticas de estos gobiernos socialdemócratas.

El pueblo colombiano, su juventud y los sectores postergados de su sociedad, tienen el legítimo derecho de soñar al cambio prometido, Gustavo Petro y Francia Márquez tienen esa responsabilidad de cumplir, en establecer las bases, para un proceso político que enfrentará a la oligarquía y la derecha económica, que buscará mantener sus privilegios y ese estado de corrupción institucional.

Francia Márquez su compromiso

Gustavo Petro a manifestado su interés en fortalecer los nexos con los países de la región ➡ establecer ese liderazgo que hoy no existe. Desde Europa y Norteamérica ven en Gabriel Boric un aliado a sus intereses, de ahí esa proyección internacional del presidente chileno ➡ Si Petro quiere tener autonomía en su proyección internacional ➡ debería establecer con claridad esas diferencias con Boric.

El grupo de Puebla en sus objetivos de un nuevo modelo de desarrollo, que sea ese contrapeso al modelo neoliberal, espacio donde el progresismo a levantados sus propias figuras representativas en América Latina ➡ que incluyen a socialdemócrata, liberales y socialistas no ideológicos históricos.

El Foro de Sao Paulo que carece de una real representación popular en los países de la región ➡ hoy proyecta su re lanzamiento político ➡ el objetivo Lula en las próximas elecciones presidenciales en Brasil ➡

Gustavo Petro dónde va establecer su participación a nivel internacional ➡ dónde establecerá sus alianzas y proyección geopolítica. Impulsará su propio estilo y una vía alternativa que se ajuste a los nuevos escenarios.

Marcos Enríquez-Ominami, es el natural líder del progresismo en América Latina ➡ impulsor del Grupo de Puebla ➡ en Chile no a logrado posicionar su figura política ➡ el progresismo tiene diferentes rostros e intereses ➡ Gabriel Boric es resultado del oportunismo, de la falta de liderazgo de la izquierda en Chile.

Sería un error que Gustavo Petro vea en el presidente chileno un aliado ➡ Boric representa la política internacional de Norteamérica en América Latina ➡con una política débil y vacilante.

Colombia tiene en Gustavo Petro y Francia Márquez, esa oportunidad de trazar un camino de cambio y esa necesaria paz, de disminuir la brecha de desigualdades sociales ➡ En el electo presidente colombiano, esta la respuesta a esas esperanzas ➡ de no cumplir ➡ será ese pueblo que salió a las calles a luchar con dignidad, quienes será críticos al gobierno del pacto histórico, quienes estarán atentos y vigilantes.